De las muchas recetas de Rosquillas de Anís que conozco, sacada de un libro antiguo de Ignacio Domenech, que ya se cae de viejo, y que solo queda la mitad, es sin duda alguna, la que mejor sabor, durabilidad y ternura tiene. El único inconveniente que tiene la masa, es que es muy pegajosa, pero mojándose las manos con aceite, podrás formarlas.

Yo tengo un truco, meto la masa en una manga pastelera, formo las rosquillas en papel de horno y las hecho en la freidora, en cuanto tocan el aceite, se despega el papel y lo quito.

Ingredientes para las Rosquillas de Anís:

  • 150 gr de azúcar
  • 300 gr. de harina
  • 10 gr. de levadura química
  • 3 huevos
  • 1 copa de anís
  • 1 dl de aceite
  • Azúcar glas
  • Aceite para freír.
   Pasar la harina, junto con la levadura por un cedazo, colocar
sobre el mármol y formar un montículo, en cuyo centro se
ponen el aceite, los huevos y el anís.
 
Mezclar bien y amasar hasta lograr una masa compacta,
pero ligeramente pegajosa. Dejar reposar en la nevera,
al menos 30 minutos. Formar las roscas y freír en aceite.
 
Una vez escurridas, se espolvorean con azúcar glas.
 
       Si se hace en Kitchen, se amasa todo junto con la pala,
y se le da un poco de amasado a mano.
 
       Si los huevos son grandes, y dependiendo de la marca de
harina, es probable que se necesite un poco más de harina.
 
      También es importante la temperatura del aceite al
freír, puesto que pueden quedar quemadas por fuera, y
crudas por dentro.
      Yo las frío a 160º máximo y puedo asegurar que queda
prácticamente todo el aceite en la sartén,
doradas y bien hechas por dentro.
 
 
 

Rosquillas Fritas de anís, receta de la abuela

Don`t copy text!